Los elementos para una importación exitosa

Importar es algo realmente sencillo, pero hacerlo de la forma correcta para que sea exitosa es otra historia. La importación es el traslado de bienes y servicios del extranjero. Primordialmente esta actividad depende de dos agentes, el que requiere el producto o servicio y el que lo brinda o lo fabrica.

De esta manera, la importación consiste en el ingreso legal de mercancías de un país origen al país importador.

Según el INEI en el mes de mayo de 2021, el volumen total exportado de bienes aumentó 37,9% respecto a mayo de 2020, debido a los mayores envíos de productos tradicionales (26,5%) y no tradicionales (67,2%). En términos nominales, el valor total de las exportaciones (US$ 4 006,0 millones) aumentó en un 100,5%.

Entonces debería importar lo que “está de moda”. Las tendencias en el mercado son importantes y son una variable a tener en cuenta durante nuestro proceso de importación, sin embargo hay otros elementos que no hay que perder de vista. 

Nicho de mercado.-  Un nicho de mercado es un segmento más pequeño dentro de un gran grupo de consumidores,con necesidades más específicas que se mantienen insatisfechas o poco atendidas. Una oportunidad oculta dentro de una rama de negocios amplia y competitiva.

¿Cómo descubrir mi nicho de mercado?. Te enseñamos las pautas básicas en este post.

Producto.- El producto es el bien o servicio que piensas comercializar, las tendencias son importantes, pero por lo general vuelven la rentabilidad de tu producto muy limitada o efímera. Sin embargo el producto también puede estar definido por el nicho de mercado y estas no se limitan a una tendencia.

Sino a  cubrir alguna necesidad específica o especializada, que se puede mantener a lo largo del tiempo relativamente estable, aunque como todo mercado sujeto a fluctuaciones de demanda internas y externas.

Proveedor.- Es quien te vende los productos que luego tu comercializas al público. Eso significa que conseguir a un proveedor que se ajuste a tus necesidades es fundamental para conseguir un buen margen de ganancia y tratos comerciales que se traduzcan en ventajas competitivas, respecto a tu competencia directa. Tu presupuesto es uno de los factores decisivos, 

Si tu presupuesto es bajo (por debajo de x dólares) deberías enfocarte en conseguir un agente o trader en el país donde deseas comprar tu mercancía, estos tienen la ventaja de ser más flexibles a la hora de negociar en pequeñas cantidades.

Si tu presupuesto es mediano (por debajo de lo x dólares) un mayorista, full seller o distribuidor serían más útiles para conseguir mejores precios.

Si cuentas con un gran presupuesto (por encima de x dólares) una fábrica te será más rentable, aunque sujeto a ciertas condiciones como por ejemplo :

  • 1 contenedor como cantidad mínima de compras.
  • Comprar cada cierto tiempo
  • Acceso a crédito
  • Mejores precios

Prueba y error.- Quieres lograr una importación exitosa y que tu mercancía no se quede empolvada en algún almacén o tener que rematarla para recuperar algo de lo que gastaste. Yo también, pero la prueba y error es un proceso por el que todo emprendedor tiene que pasar. A veces es necesario pasar por varios potenciales nichos de mercado fracasar para definir uno y dedicarse por completo a este y otras ,probar varios productos dentro de un mismo nicho.

Es así como la elección correcta de estos elementos, nos proporcionarán una mayor probabilidad para conseguir una importación exitosa. No hemos hablado del marketing aún, que es otra etapa muy importante  (y que puedes ver aquí) para cerrar el ciclo de tus importaciones de forma correcta.

Leave a Reply